Venta y distribución de artículos paganos para la práctica de la Brujería y el Culto Wicca

C/. Joan Miró, 6 - 28320 - Pinto (Madrid)  - Telef. 91 691 02 14
ladiosablanca@hotmail.com

Varitas Magicas

LA VARITA MÁGICA

 

En la magia ritual, el más importante de los medios auxiliares es, y seguirá siéndolo, la varita mágica.

La varita mágica, es ante todo un símbolo de voluntad, de la fuerza y del poder, con la que el mago impone su influencia a aquellas esferas para las que ésta ha sido confeccionada y dotada de la correspondiente fuerza mágica. Por esta razón, y para el ejercicio de sus funciones, no poseerá el mago una varita únicamente, sino que se hará confeccionar varias, según lo que se proponga hacer y conseguir con ellas.

El objeto real de una varita mágica consiste en que con ella proyecta el mago su voluntad al exterior y a cualquier plano o esfera.

Puede tener una varita mágica: primero, par la sugestión de todos los seres sin distinción entre género humano y animal. Segundo, para la cura de enfermedades y eliminación de influencias perniciosas. Tercero, para la invocación de genios superiores y evocación de espíritus y demonios. La afirmación, pues, de que la varita mágica simboliza el poder absoluto del mago está absolutamente justificada. Aquella persona que haya comprendido el misterio de la varita mágica en toda su amplitud, jamás operará sin este medio auxiliar sobre todo si se trata de magia ritual.

Una varita mágica, cualquiera que sea el material y forma de confección, es a la vez un condensador, que, dotado de la voluntad del mago, da expresión a un cierto poder. Existen varitas mágicas corrientes, sencillas y compuestas. Bajo el concepto de varita mágica corriente se entienden todas aquellas que son de madera natural, según sea el fin para ella previsto. Según el propósito que deseemos se utilizará una determinada madera, como puede ser el fresno, roble, sauce caprino etc. Una varita de fresno, puede muy bien ser utilizada para todos los trabajos mágicos. La varita de saúco, es una varita de particular eficacia y recomendable para las evocaciones o citaciones así como para la invocación de espíritus elementales y demonios. De sauce pueden también ser confeccionadas varitas mágicas para todo fin y cualquier operación, dado que el sauce es un excelente condensador del fluido. La madera de encina y de acacia son excelentes y apropiadas para la confección de varitas mágicas.

Las varitas mágicas son elaboradas esmeradamente, cuidando de las horas astrológicas, según el árbol y el propósito, siempre pidiendo permiso al correspondiente árbol y sin olvidar que hemos de sembrar un ejemplar de la misma especie, siempre que cortemos una rama.

El mago tiene que saber ante todo y siempre que la varita mágica simboliza su voluntad, su fuerza, su poder y un recipiente, por decirlo sí, un condensador de fluido de aquella fuerza o calidad, en el que no sólo puede cargar la fuerza deseada, sino acumular ésta de forma particularmente fuerte.

 

NOMBRE SECRETO DE LA VARA

 

Una vez que tienes en tus manos la Vara mágica, debes otorgarla un nombre. Este nombre servirá para llamar a su poder y energía.

El nombre no ha de tener más de tres sílabas y siempre, en todos los casos, será un nombre el cual nunca antes hayas escuchado, ni leído, es decir surgirá en tu mente, una vez tu convoques su energía. A partir de ese momento cada vez que coges tu Vara invocarás su nombre, puedes hacerlo en voz alta o solo pensando en el.

El nombre de tu Vara, es secreto, jamás se escribe ni se revela, solo a tus hermanos de Coven. Esto es así para evitar que utilicen tu vara otras personas arrebatándote tu poder.

 

NORMAS PARA CARGAR LA VARA MÁGICA

 

Toma en la mano la vara confeccionada y concentra hasta cierto punto tu voluntad en el interior de la misma, como si se trasladase con la mente al interior de la vara y sintiéndote tu mismo en el lugar de ésta. Concentrate aquí pues la idea de que tu fuerza de voluntad, tu poder, etc..., son incorporados en la vara. Durante la incorporación de tu voluntad en la vara tienes ya que pensar que al instante de tomar la vara en la mano, tu fuerza de voluntad se pone en movimiento en el acto, sucediendo así cuando según tu deseo ha de suceder. Has trasladado al interior de la vara toda la fuerza de tu voluntad con extrema atención e imaginación; termina esta dotación envolviendo la vara en un trozo de tejido de seda pura, guardando ésta allí donde se encuentren recogidos todos los demás instrumentales auxiliares mágicos.

 

Repetirás esta operación incrementando, en cada repetición la intensidad de tu imaginación, jamás debes olvidar que incorporas en la Vara toda tu espiritual voluntad. Aquí es importante fijar el tiempo que tardarás en cargar la Varita (depende de cada Mago o Bruja) . No olvides que durante toda tu vida, la Vara representa toda tu voluntad, todo tu poder, y que conserva su eficacia siempre. Una Varita así dotada puede mantenerse eficaz hasta el fin de tu vida, es decir, conservar su fuerza, mágica y aún después de tu muerte física, si éste fuese tu deseo. Esta puede incluso mantener su eficacia durante siglos, haciéndose esta mayor cuanto más tiempo transcurra, si al dotar la Varita se deja en ella manifestado el deseo de que esta influencia se haga de día en día más fuerte. Dicha influencia será al principio solamente efectiva, en la esfera mental. Transcurrido más tiempo y después de haberse repetido la dotación, su efectividad puede extenderse entonces a la esfera astral y por último al mundo físico. El tiempo que requiere una Varita para ser efectiva desde el plano mental al del mundo material depende del grado de madurez, de desarrollo y de capacidad imaginativa alcanzados y también del fin al que el Mago aspire y quiera alcanzar.

 

El dueño de la Varita no siempre está en condiciones de producir la necesaria proyección de voluntad. Se presentan situaciones en las que incluso el mejor Mago se halla agotado. En cambio una Varita bien dotada de poder mágico, es siempre efectiva, aún cuando el Mago no esfuerce su voluntad, concentrando así su mente únicamente sobre la realización de su deseo y usando para ello su Varita.